EL PADRE DEL ECO-DISEÑO

Ken Yeang Eco-Construcción-90El Doctor en Arquitectura Kenneth Yeang es conocido como el “padre del ecodiseño”. Obtuvo su título de Arquitecto en Architectural Association School, en Londres (Inglaterra) y su Doctorado en Wolfson College de Cambridge University en 1975. Destaca además como autor de varias obras, siendo la primera Designing with Nature, publicada en 1995 y considerada uno de los primeros estudios sobre el diseño de edificios bioclimáticos. Revistas internacionales lo reconocen entre los principales representantes del diseño verde, y lo mencionan como “una de las 50 personas que podrían salvar el planeta”.
El Arq. Yeang posee más de 30 años de experiencia en construcciones ecológicas y diseño de energías pasivas. Es socio principal de T. R. Hamzah & Yeang Sdn. Bhd., una firma internacional cuyas oficinas se encuentran en Kuala Lumpur, Malasia. Sus proyectos clave incluyen la Eco-Tower, el edificio de IBM, el Mesiniaga Building en Malasia, el Wirrina Cove Condominium en Australia y la Biblioteca Nacional, y el Solaris Bulding en Singapur.

Desde 1975, el Arq. Yeang ha completado más de 200 proyectos de alto calibre. Sus obras se han convertido en íconos de la nueva arquitectura por ser innovadora, responsable y ecológica. Algunos de sus conceptos se repasan a continuación.

 

EL DISEÑO ECOLÓGICO

Una construcción verde, con Certificación Platinum, puede costar hasta 6.5% más que una construcción estándar, pero sus beneficios en retorno comercial y ahorro de costos de mantenimiento puede ser del 14%. Más importante aún es la gran satisfacción que dará a sus diseñadores, constructores, promotores, así como a sus habitantes y a la comunidad aledaña, al vivir bajo el entendimiento de que se contribuye a disminuir el impacto que la construcción de un edificio genera en la naturaleza.

shenzen gangxia

Jianshe HQ Tower, China

El Arq. Yeang analiza todas las variables que pueden generar un diseño ecosustentable. Estudia la ubicación y el medio ambiente que rodea un proyecto, considera los materiales locales y su huella de carbono, con el objetivo de crear edificaciones que consuman una mínima cantidad de energía en su construcción y vida útil. También estudia la vegetación circundante, que es única en cada lugar, y en base a estas consideraciones, ideó un nuevo concepto aplicable a la construcción de rascacielos.

“Muchos de estos principios se volvieron realidad en los edificios que construí desde 1992. Cada uno representa para mí la vida y mi continuidad en el tiempo, pues la arquitectura que quiero trabajar debe ser indefinida, sin tiempo preestablecido”, afirma.

MODELO INTEGRATIVO

“Este análisis me llevó a crear un modelo de arquitectura integrativa incorporando un sistema de diseño desde la planta baja hacia arriba, de forma interconectada, permitiendo que muchas especies de plantas tengan un ecosistema que les permita vivir de forma estable.”

Mantener estos patrones de modelo integral en sus proyectos se evidencia de manera impactante en Singapur, ciudad en la que en el 2004 fue seleccionado para construir un edificio. El diseño incluyó rampas que conformaron una caminería flanqueada por abundante vegetación que bordea todo el edificio. Generó un completo parque lineal ascendente de 2.5 km de longitud con cafeterías a lo largo del trayecto.

view05

Solaris Building, Singapur

Un distinto patrón de interconexión se observa en los edificios que construyó en Hong Kong en el 2003, en los cuales la integración de las áreas se logra mediante las escaleras que conectan con la parte alta del edificio.

Este modelo de arquitectura verde se ve en CAAG Tower, ubicada en Deptford Creek, Londres. El mecanismo integrativo de interconexión de este edificio es la rampa continua que funciona como galería de arte en forma espiral ascendente alrededor de todo el edificio. Partiendo del análisis de las vistas y el asoleamiento, se diseñaron los departamentos con orientación sur y oeste, mientras que la galería se ubica hacia el norte donde la luz directa del sol es mínima.

 

COMUNIDADES VERDES

view01

Fachada Solaris Building, Singapur

Según el Arq. Yeang, la tendencia actual lleva a pensar más allá de los edificios verdes, para generar comunidades verdes. Él lo llama “humanismo vertical” yFachada Solaris Building, Singapurreflexiona en que el diseño de edificios altos trasciende el factor económico y se refieren a la interrelación de la comunidad.

“Nuestros proyectos se desarrollan en espacios de mínimo dos o tres hectáreas. Tenemos que integrar grandes comunidades en este emplazamiento, conFachada Solaris Building, Singapuredificios de 70 pisos que albergan a grupos humanos de alrededor de 6.000 personas. Ellos deben disfrutar los mismos estándares de vida que tendrían en urbanizaciones de 40 hectáreas”.

En Elephant & Castle Eco-Tower (Londres), diseñado por el Arq. Yeang, se aprecia su visión de transformar aproximadamente 73 hectáreas ubicados hacia el sur de la ciudad en un esquema que provee 92.000 m2 para comercios; 3.500 nuevos hogares; 1.100 casas de interés social; 46.000 m2 de oficinas; servicios comunitarios, grandes parques y transporte público nuevo. Este proyecto de regeneración fue producto del arduo trabajo de un equipo integrado por Foster & Partners, el Arq. Kenneth Yeang, HTA Architects y Benoy Limited.

EL CLIMA

Las diferentes estaciones climáticas obligan a implementar fórmulas para cambiar el manejo de corrientes de aire. Una es la necesidad en verano, otra en invierno. Esta flexibilidad se la maneja a través de cortinas móviles de vidrio o acrílico, para crear microclimas más saludables y confortables para los usuarios del edificio y el crecimiento de las plantas.

skycourt

Solaris Building, Singapur

El Arq. Yeang cita como ejemplo los proyectos implantados en países con veranos muy fuertes. Su propuesta en este caso fue diseñar una piscina para que el viento que circula por el espejo de agua aumente la humedad del aire, e incremente la sensación térmica del mismo en su interior. En este proyecto los techos también fueron diseñados para recolectar aire fresco, y están sostenidos por un tipo de pared que llamó ala de avión, cuyo objetivo es orientar la dirección del viento hacia el interior. Además un sistema con rejillas de ventilación, situadas en la parte alta del techo, que dejan subir el aire caliente pero impiden la entrada del agua lluvia.

Los patrones de orientación de cada proyecto se someten a estudios para que el diseño final optimice la luz natural y la energía solar. En temporadas de clima frío se requiere generar calentamiento para las zonas interiores, mientras que en estaciones de clima caliente es fundamental reducir el impacto del calor ambiental.

Para minimizar el uso de aire acondicionado y los altos costos de operación en los edificios, la solución es crear un “eje de aire”. Un corredor vertical central, que arranca desde el atrio hasta el techo, donde hay varios sistemas de regulación del flujo que logran disminuir hasta el 54% de energía calórica. Es importante la implantación del proyecto, su orientación, y desde luego el uso de los materiales adecuados para cada lugar.

“En los países orientales, los vientos monzónicos son muy fuertes y causan muchos problemas en las edificaciones, porque el agua entra hasta muy adentro cuando se deja espacios abiertos. Para cortar este efecto utilizamos algunos elementos como vidrios angulados que se abren para dar ventilación, pero evitan que el agua penetre”, aclara.

“En nuestras planificaciones trabajamos mucho en proveer de la mejor iluminación natural a los pisos bajos de un edificio, tanto por el ahorro energético, cuanto por el calor natural que las fuentes directas del sol ofrecen. También usamos cortinas de árboles y arbustos naturales para romper el efecto de corrientes de aire que se producen en los pisos bajos, manejando de mejor manera el movimiento del aire como fuente de calentamiento y enfriamiento”, explica.

atrium view from above

Solaris Building, Singapur

PAISAJISMO

El uso de paredes vivas, jardineras colgantes, cercas de árboles, matorrales, techos verdes y otros elementos, han sido emblemáticos en su arquitectura.
Como regla general, los arquitectos adaptan el paisajismo al entorno del proyecto; mientras que el Arq. Yeang adapta el proyecto al entorno paisajístico, convirtiendolo en la marca diferenciadora de sus obras.

En sus diseños más importantes ha debido involucrarse desde la elaboración del plan maestro, con voz decisiva en la incorporación de jardines y elementos que hacen de un edificio un verdadero centro de distracción natural con parques, jardineras, arboladas, fuentes de agua, áreas de descanso, miradores y áreas sociales recreativas.

Su proyecto Menara Mesiniga, (Malasia), es donde mejor se aprecia la conjunción de los principios bioclimáticos. Introduce el concepto de paisajismo vertical en la fachada y los patios de la planta baja, desde los cuales trepa la vegetación hasta la cúspide por una de sus paredes laterales.

Para lograrlo se debieron estudiar los patrones solares, entender cómo las plantas permitían mover el aire, y cómo actuaban de amortiguadores solares. El objetivo era que estos factores sean ahorradores de energía y la convierta en una estructura sostenible.

Putrajaya Comercial Development

Putrajaya Comercial Development

AHORRO DE AGUA

Continuando con sus parámetros de ahorro de recursos, explica que en este tipo de proyectos con jardines verticales se colocan celdas de recolección de agua lluvia, para que ésta se deslice por las rampas de las jardineras regando las plantas desde arriba hacia abajo. Estos jardines también son regados con aguas grises tratadas, cuyos remanentes se colectan en almacenamientos en los pisos inferiores y son posteriormente reciclados. Estos mecanismos optimizan los recursos y ahorran grandes cantidades de agua.

RECOMENDACIONES GENERALES

El Arq. Yeang considera a la investigación del sector donde se construirá un proyecto y la información que precede al inicio de la planificación, muy relevante. El cambio climático está haciendo a algunos países más calurosos que otros, por lo que la eco planificación debe ser muy objetiva para cada lugar. “Debemos pensar y estudiar el comportamiento del clima y sus variables para entender los efectos que ha causado sobre materiales usados en construcciones cercanas”, dice.

Resalta la gran ventaja de un clima estable, que permite crear verdaderos jardines incrustados en edificios de cemento, para simular en la ciudad la sensación de vivir en el campo.

Recomienda estudiar las especies vegetales que atraen a los animales que queremos tener cerca, y mantienen alejados al resto. Así se crea una verdadera fusión orgánica / inorgánica. El reto es diseñar proyectos que correspondan a las necesidades de sus habitantes y su entorno, bajo estrictos modelos de sostenibilidad y ecología.

Para lograr eficiencia en la comercialización de espacios en grandes proyectos, es apropiado diseñar espacios con dimensiones modulares estándar, que permite combinarlos para formar unidades de áreas mayores.

 

* Fotografías cortesía de Fundación Internacional y T.R. Hamzah & Yeang

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.